La ministra de Exteriores niega un cambio en la política hacia Venezuela y dice que no perjudica a la relación con EEUU

Arancha González Laya trasladará hoy al secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, la necesidad de rebajar los aranceles comerciales a los productos españoles.

Diplomacia. El Gobierno intenta un acercamiento a Donald Trump con pactos de defensa y comercio
Entrevista. Arancha González Laya: “A España le falta madurez política para alcanzar consensos nacionales”
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha negado hoy que haya habido un cambio en la política del Gobierno respecto a Venezuela, a pesar de la negativa de Pedro Sánchez a recibir a Juan Guaidó y del encuentro que mantuvo el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez.

González Laya ha rechazado que ese cambio se haya producido. Y ha afirmado, respondiendo a preguntas de los periodistas, que esa política en absoluto va a perjudicar a la relación que España mantiene con EEUU.

La titular de Exteriores se reunió el pasado miércoles con el embajador de España en Madrid, que es amigo personal de Donald Trump, y este viernes mantendrá una conversación telefónica con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo. En ambos casos, González Laya tratará de la agresiva política arancelaria de la Administración Trump, que perjudica de forma grave a los productos españoles. España quiere relajar esos aranceles. Y defiende, en principio, que su negociación no puede estar condicionada con la ampliación de la capacidad de la base de Rota o con un aumento del gasto español en defensa, como reclama EEUU.

Sobre Venezuela, González Laya ha asegurado que la postura de España es “bastante clara y consistente”. El objetivo del Ejecutivo de Pedro Sánchez es ahora “favorecer, fomentar, apoyar y, si es necesario, empujar a las partes para que encuentren una solución”, situando en un plano de igualdad a la dictadura de Maduro y a la oposición democrática, encabezada por Juan Guaidó.

“La solución tiene que ser una solución negociada entre las partes venezolanas”, ha asegurado en rueda de prensa junto al ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Luigi di Maio, que está de visita en España.

Laya no ha querido dar detalles sobre su conversación con Mike Pompeo antes de que se produzca porque sería “un gesto de mal gusto”. Pero sí ha puntualizado que “una relación entre España y Estados Unidos no comienza con reclamaciones” por su parte, sino con “diálogo” y con “diplomacia discreta”.

Su objetivo al frente del Ministerio pasa por “estrechar los lazos que nos unen con EEUU”, un país con el que existen “cuestiones en las que estamos de acuerdo y trabajamos juntos [como en la política exterior y de seguridad] y otras en las que no estamos de acuerdo y también tenenemos que trabajar juntos” para encontrar puntos en común, como en la política arancelaria de Trump.

González Laya prepara un viaje a Estados Unidos junto a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, lo que hace prever un contenido muy comercial. En todo caso, la ministra de Exteriores prevé viajar también la próxima semana a la Conferencia de Seguridad de Múnich. Allí podrá tener un primer encuentro con Pompeo.

LA POLÉMICA DE ÁBALOS EN BARAJAS
González Laya ha sido preguntada por si va a ofrecer explicaciones al Gobierno de EEUU sobre la reunión del ministro de Transportes y la vicepresidenta de la dictadura venezolana. La ministra ha preferido no responder y reiterar la postura de España con respecto al Estado bolivariano.

Fuentes de Exteriores explicaron que el asunto de Venezuela no estuvo sobre la mesa en la reunión que González Laya mantuvo con el embajador norteamericano.

La portavoz de Defensa del PSOE en el Congreso, Zaida Cantera, sí cree que es “de justicia” reclamar a Estados Unidos que levante los aranceles a los productos españoles si quiere “una contrapartida” en asuntos militares.

Cantera ha defendido esta postura en los pasillos del Congreso después de que las ministras de Exteriores y de Defensa, Arancha González Laya y Margarita Robles, se reunieran con Duke Buchan.

La diputada socialista ha coincidido en que Estados Unidos no puede exigir a España y al resto de miembros de la OTAN que aumenten su gasto en defensa a la vez que impone aranceles a los productos europeos.

Share Button
Previous Article
Next Article